9 señales de que es el momento de dejarla ir

Actualizado: feb 14





Pocas cosas son tan difíciles como dejar ir a alguien con quien compartes una relación, sobre todo cuando se trata de una unión sexo-afectiva.

Pero hay situaciones que causan confusión y en vez de precipitarse a buscar culpables y señalar lo mejor es evaluar la gravedad de las mismas, para posteriormente determinar si vale la pena seguir con la relación.

Acá te mostramos esas situaciones que no se deben ignorar y que merecen reflexión…

1. Tomaron caminos distintos

Lo único que permanece es la certeza de que todo cambia.

Tu pareja y tú pueden querer las mismas cosas para su vida por un tiempo y luego empezar a verse atraídas por otras posibilidades.

No todas las parejas se adaptan a estos cambios de rumbo y es importante saber cuándo alguien dejó de encajar con nosotros, para así poder continuar nuestro propio camino.


2. No te sientes parte de su vida

No te incluye en sus metas a largo plazo ni en sus planes a pesar de que tú sí la incluyes en los tuyos.

Sientes que cada vez que intentas acercarte y formalizar lo que tienen ella solo coloca barreras que te son imposibles de atravesar.

Mantener cierta distancia hasta cierto punto es sano, pero tampoco tiene mucho sentido esforzarse en construir algo serio con alguien que no te hace parte de su vida.

3. No te respeta

Alguna vez toda hemos caído en la trampa de aportar “toxicidad” a la relación. Precisamente por eso es importante reconocerlo en nosotras y en las demás para no volver a hacerlo ni permitirlo.

Si tu pareja te hace sentir menos, fomenta tus inseguridades y no te respeta, es momento de terminar con eso.



4. Dice que cambiará, nunca lo hace

A veces nuestras necesidades afectivas básicas no están siendo tomadas en cuenta, lo mejor es conversarlo, pero si luego de hablarlo te promete será diferente y nada cambia, entonces no vale la pena seguir intentando.


5. Encontraste tu camino en otra

Y en caso de tener una relación monógama, es crucial evitar que alguien más salga herido, así que lo mejor será conversarlo con tu actual pareja y cortar para no lastimarla.


6. Solo te busca por el sexo

Si al principio de la relación acordaron que solo se basaría en sexo y ambas estuvieron de acuerdo, bien. Pero si no es lo que esperas de la relación y ella solo te busca para eso no tienes porqué conformarte.

Puedes salir y buscar a esa persona que te dé la relación que mereces.

7. No hay confianza

Si ella no confía en ti, o tú no confías en ella, difícilmente podrán avanzar en la relación. Tocará evaluar si vale la pena trabajar en construir la confianza.



8. Las expectativas son exageradas y fuera de lugar

Es normal tener expectativas en cualquier relación. Lo que resulta desagradable es cuando estas expectativas son imposibles de cumplir.

Cuando ponemos al otro en un pedestal y luego nos frustramos porque no se comporta como habíamos imaginado.

O cuando nos recriminan no haber hecho cosas que se escapaban de nuestro control.

En cualquiera de estas dos situaciones las expectativas demasiado altas son un fuerte detonante.

Lo mejor sería analizarnos y entender que la otra persona no siempre se amoldara a la imagen que tenemos de ella.


9. Simplemente, no eres feliz

Tan sencillo como eso. Si no te brinda felicidad, si solo te trae dolor, si solo siguen juntas por el miedo a la soledad, entonces es momento de armarse valor y partir.

Te tocará estar a solas contigo misma y esa relación individual es la que debes fortalecer antes de arrastrar a otros o dejarte arrastrar dentro de relaciones que no valen la pena.

¿Y tú? ¿Has sentido también que es momento de partir? Coméntanos tu experiencia.

Entradas Recientes

Ver todo
© 2020 by Ángela León Cervera