Rozando Labios regresa: No hay tercero malo... ¡Mucho menos cuarto!




Ya no sé cuántas veces he escrito esta entrada... Ya perdí la cuenta de cuántas veces les he dado la bienvenida a un sitio nuevo, a un rincón nuevo, a un espacio nuevo... (sí, allí van mis tres golpes, que en mi caso no son shakespeareanos, son leonianos, pero yo me entiendo y las que me han leído, posiblemente también lo comprendan).


Más allá de los rebuscamientos y del reiterativo... ¡Aquí estamos otra vez! ¿Saben qué es lo más bonito de volver a darles la bienvenida a un sitio nuevo por cuarta vez? (Sí, sí, Rozando Labios ha tenido cuatro blogs a lo largo de su vida, uno más distinto que el otro). Que en cada vuelta de ciclo vamos más lejos y justo ahora les digo con orgullo que el proyecto está ya en el punto más álgido que jamás soñó alcanzar.


Ya no solo estamos aquí para hablar de relaciones lésbicas, de cómo sentimos las mujeres que amamos a mujeres u otros detalles de nuestro universo lésbico... Ahora también estamos aquí para celebrar el amor universal en una colección de novelas lésbicas que expresan, de un modo romántico, bonito y fresco todo lo que sienten nuestros corazones de cara a las numerosas aristas del amor... ¡Que no son pocas!


Quisiera que esto fuese mucho más que un darles la bienvenida o una de mis tantas promesas de que esta vez volví para quedarme.


Quisiera que esto fuera una nota editorial para decirte: bienvenida... siéntete cómoda, estás en casa, ya te busco un café, ¿con cuántas cucharadas de azúcar prefieres el té? Te escucho atenta, conversemos y dime qué es eso que te acongoja, qué es aquello que deseas saber...


Sí, sí... Esta vez será así...


Esta vez mi puerta estará abierta para recibirlas de visita, darles un par de palmaditas en el hombro, mirarlas a los ojos, sonreírles y susurrarles: ¡Hey! Todo va a estar bien, porque allá afuera el amor escucha, toma nota y prepara su despacho... ¡en todos los rostros, en todos los cuerpos, en todas las almas! Y aquí estamos nosotras, coincidiendo, para ratificarlo... ¿o acaso dudas de que sea así?


Oye... Gracias por estar aquí, es lindo tenerte de este lado de la pantalla... ;)

Entradas Recientes

Ver todo
© 2020 by Ángela León Cervera